LOS DESGRACIAUS (CD, Lemuria Music 2013)

 
 

por Javi Musikas

 

 

Cuando hace unas semanas CyLcultural me propone realizar la crítica del primer disco de Los Desgracius (Lemuria Music, 2013), me vinieron a la mente -en un acto reflejo, extraño y cuando menos poco locuaz-, diversos recuerdos sonoros y visuales de cómo se gestó este singular modus vivendi de esta singular banda medinense. Un logro musical desarrollado en esta última década por Fernando Martín "Su" y otros secuaces medinenses como Vilorio, Fidel, Sebi, Mabel y un largo etcétera de colaboradores eventuales todos ellos distinguidos por el mero echo de ser unos auténticos desgraciaus. Y es que este surrealista combo religioso-musical trasciende el mero formato comunicativo de emisor y oyente para trasladarse a otros secuencias que trascienden lo puramente ocioso para acercarse a la esencia del ser. Del ser, lógicamente, un verdadero desgraciau.

El combo desgraciau 2013

Hablemos de la cosa musical que tiene su miga. No podemos imaginar mayor cantidad de influencias, estilos y capas de mestizaje sonoro en este álbum recopilatorio. Si "Los Coches Chocones", el hit que creció y creció a través de las miles de escuchas en youtube y otros portales de semejante pelaje, supone el arrimarse al pop agitanau que homenajea al macarra de feria que se estilaba en los 80's, acto seguido comienzan a llegar sonidos que transitan desde la copla arrimaá de "Manuel", al petardo-pop de "Si te enfadas", o las incisivas y cañeras "Terrateniente del Amor" (todo un himno rural), "La Talanquera" o la precursora de todo este disco "El Botellón". Toda una "pachanga radical" sin complejos que se despliega, orgullosa y bonachona, para deleite de futuras generaciones de desvergonzados.

Un corta/pega que recibió impulso allá por el 2002, gracias a los discos promovidos por el colectivo Medina Sonora y los discos realizados acto seguido con la ayuda del Festival de Cine de Medina del Campo. A poco que afinemos la escucha del CD, surgen temas como "Sor Citroen", uno de los mejores temas del combo desgraciau con reminiscencias a la piscodelia pop de Giorgio Moroder, "Qué risa me da" o "Calígula" que se realizaron con la premisa de tener una relación con el séptimo arte. De ahí fueron pasando los años, y con el proyecto del disco festivalero de Medina Sonora concluido, Los Desgraciaus mantienen el pulso y continuan sacando temas. De sus últimas entregas destacamos "Datusei" o la última de todas "Fiesta".

Desgraciaus en plena actuación

Lemuria Music, de la mano de su capo Pablo Lacárcel, ha decidido apostar por ellos con firmeza, una vez que la etapa 'virtual' ha dado paso a la 'teatral', si bien cabe señalar que hace unos años se editó una versión apócrifa por parte de terredondo records, a la sazón una editora de discos del mismo pelaje que Los Desgraciaus. En el disco de Lemuria se mantienen esos detalles de calidad que definen sus producciones, tales como el formato de CD (imitando al vinilo) o el disponer de un generoso libreto donde además de las letras de las canciones se ofertan diversas estampitas de los guapos y guapas del pueblo. Si que es verdad que echamos en falta el que aparezca algún dato de contacto con la banda, por aquello de la promoción y demás.

En resumen 15 temas 15 (se han quedado varios en el cajón para un futurible segundo disco) para deleite de los extraños, y, ya también, para los propios. Y es que el pasado mes de octubre hicieron la presentación por todo lo alto del disco en la sala El Sol. Ahora solo queda que la revolución del desgraciau se acerque por donde paces y puedas realizar la Conga total junto con una botella de tintogas.

--- --- --- <<< >>> --- --- ^^^ --- ---\\\\//// --- --- *** +++ ^^^.···.···

ENTREVISTA A FERNANSU y VILORIO

¿¿ Algo más?? Pues sí, niños y niñas. Los dos desgraciaus más relevantes: Vilorio y el Su, nos responden gustosos a una bateria de 10 cuestiones.

Santo Varón

Su. La mirada lo dice todo.

Pregunta (Javi musikas). Los Desgraciaus parece (desde fuera) como un modo de entender la vida, el ser bon vivant rural, podríamos decir. Una reivindicación de unos valores. ¿estamos en lo cierto?

Respuesta (Su). Muchos de los personajes de las canciones también podrían pertenecer a entornos urbanitas, quizás más bien poligoneros. En lo que sí coinciden todas ellas es en reivindicar "la rareza" y el buen vivir.

Respuesta (Vilorio). Parece, yo diría que "es un modo de entender la vida" antes desgraciau era lo peor que se le podía decir a alguien, y queremos conseguir que sea un saludo cariñoso, ya tengo amigos que abiertamente me dicen, "hola desgraciau".

Javi. ¿Son muchos los requisitos formales o informales que se necesitan para ser un desgraciau de tomo y lomo?

Vilorio. No, de hecho, creo que todos cada uno a su medida lo somos, ese que salía a tomar algo y volvió a las 6 de la mañana, ese que quedó con uno y llegó una hora tarde y porque le avisaron... esas pequeñas cosas.

Su. No sabría decirte qué requisitos son esos pero, tal como yo lo veo, desgraciaus somos todos; a ratos, mañaneros, nocturnos o todo el día... Este es un país muy desgraciau.

Javi. Muchos años ya...¿Cómo y donde surgió el primer desgraciau?

Su. El primer arreón surgió tras un viaje por tierras andaluzas y ver la cantidad de gente que se reunía en las plazas para hacer botellón. Se nos ocurrió que sería gracioso hacer nuestra propia canción del Verano tratando el tema. En cuanto la tuvimos lista, la grabamos en una casete por ambas caras y nos fuimos a Medina del Campo a hacer botellon con la canción sonando continuamente...vuelta y vuelta. Fué precioso.
Por otro lado, parece probado que el primera desgraciau fué Adan...famoso por sus líos de faldas. Me encanta una expresión que decía mucho mi abuelo al referirse a alguien en tono despectivo; "pero vaya un adan!"

Vilorio. En el pleistoceno, cuando iban a cazar y el desgraciau se quedaba dormido y llegaba para la parrillada. Yo personalmente creo que Dios protege al Desgraciau, si no, hace muchas glaciaciones que nos habríamos extinguido.


Buena gente

Javi. Las canciones, varias de ellas consideradas verdaderos himnos de la fiesta y el jolgorio, esconden (o muestran a las claras) una total reivindicación, ya no solo de un modo de entender la vida. muy apropiado en estos años y en este país por muchas razones. ¿Con la pachanga hacia la rebelión?

Vilorio. Bueno; Macarena, Bomba, Los Pajaritos, El Negro no puede,... creo que alguien debía ya hacer canciones sobre los verdaderos almas de las fiestas, los que mueven el cotarro del "despiporre" y el "viva la virgen"

Su. Desde luego que sí. Basta con echar un vistazo al youtube y ver la cantidad de videos con gente haciendo el chorra y "los coches chocones" sonando de fondo. Podría definirse como "la revolución chorra".

Javi. Y todo ello con el goteo constante y preciso de una canción al año.¿no es así?

Su. A veces han sido dos, ya que aportábamos otra canción al recopilatorio "medina sonora" durante los años en que se editó.

Vilorio. Un desgraciau no trabaja en exceso, pero tampoco se escaquea de sus responsabilidades, una al año, y durante los 9 años que existió el difunto disco de Medina Sonora, dos.


Javi.Cómo padre que sois de una familia tan numerosa podrás decirme algo de cada uno de los temas, o por lo menos de aquellos que sean más relevantes por según que cuestión.

Su. Dificil quedarse solo con algunas.
"El Botellón": por ser el primero y el que originó toda esta broma.
"Los Coches Chocones": ójala supieramos la razón que hace que guste tánto.
"La Talanquera": una de las letras más redondas.
"Terrateniente del Amor": todo lo que dice es totalmente cierto, y lo dice con mucha gracia.
"Vamos Todos pa la Peña": ya solo por las risas que nos echamos grabando el estribillo todos a coro.
"Qué risa me da": me gusta especialmente el motivo; lo tengo de timbre en el movil.
"Baile del Desgraciau": describe muy bien a lo que dedicábamos los findes en aquel tiempo.
Hay otras que además llevan un buen trabajo de cortapega como "Supernova", "Manuel", "Conga de la Momia", "Haciendo el Hindú" o "Calígula".

Guisando un nuevo tema

Vilorio. Puf, cuanto trabajo para un desgraciau.
"Los coches", que decir, el tema que nos ha llevado al estrellato de los anónimos, todavía me acuerdo de los momentos de risas que me echaba yo sólo en los invernaderos haciendo algunas partes de la letra, que bonito.                                          
El "Terrateniente del Amor" estaba yo en la cama con otra desgraciada, (aunque menos que yo), y después de una hora de dormir (yo no dormí nada) me levanto cojo un boli un papel y escribo, "Soy terrateniente del amor miles de hectáreas de cariño" y me vuelvo a la cama.                                                          
Me gustan especialmente aquellas canciones que hacíamos la letra en una cena, Fernando llevaba la música todo el tiempo la misma, y entre ensalada, chuletón, carajillo, y el retintín de la música (todo el tiempo lo mismo en la cabeza) salía al final una letra por cansancio, desesperación, locura de ese repiqueteo en la cabeza, y bastante alcohol, claro. La conga de la Momia, Súper Nova, El peinao, El tambaleo, y otras tantas.


Javi. En una primera escucha se aprecia un maremágnum de estilos enorme, desde la copla más cañi "Manuel", hasta el gitano-pop de gasolinera "Coches chocones", pasando por temas de pop electrónico tan interesantes como los creados en los dos últimos años: "Datusei" o "Fiesta".

Vilorio. Bueno, el tema cañí, lo llevamos dentro, aunque muchos no lo sepamos, o lo esquivemos, cuando te pones a darle vueltas a la música, sale de ti, y no nos vamos a engañar, como dice Fidel, otro desgraciau de pro, "si quieres hacer dinero, hazte rumbero". Pero contesto a una pregunta con otra, ¿El Desgraciau nace, o se hace? pues las dos cosas, nace y se hace, ¿y donde se hace? (que es a lo que yo iba) en la disco; después de la cena, los vino, los cubatas y las cervezas, el desgraciau se hace en la disco, de ahí que en estos últimos tiempos demos más énfasis a esta faceta, aunque todos los temas desgraciaus son bastante disco, bueno, disco movida, mas bien.

Su. Siempre hemos tenido gusto por la pachanga nacional de mediados de los 70 a mediados de los 80; canción del verano, canción ligera, rumbita. Nos hacía gracia el intentar mezclar todo eso con el pop y el "jevi" de aquellos años (también muy rancio) gracias al ordenata y al "cortapega". Últimamente usamos más sinte virtual, pero al final se trata de lo mismo; vestir estribillos fáciles de recordar.

Vilorio, todo simbolismo

Javi. El disco, editado por Lemuria Music, ofrece 15 canciones del conjunto del repertorio desgraciau. Algunas se han quedado en el tintero (me acuerdo a bote pronto de "Conga de la Momia"). ¿Guardadas para un segundo disco?

Su. De echo hay canciones como "Amor Pasajero" o la que mencionas, que estuvimos a punto de incluir, pero finalmente se dejaron aparcadas, con la idea de una segunda entrega. Tal es la fé que tiene Pablo Lacarcel con todo lo que hemos grabado.

Vilorio. Este Pablo productor, que te piensas que eres un desgraciau, pero como diría mi madre, "a todo hay quien gane", y efectivamente, él ya está pensando en el segundo disco.

Javi. Se agradecen las letras y las fotos de gente elegante, pero en el libreto y las caratulas del disco no aparecen datos de contacto. Podéis utilizar este medio para ello...

Vilorio. Pues si, la verdad, tantos desgraciaus pensando, y se nos han pasado estas cositas, ahora, eso si, para hablar del libreto hemos quedado a cenar dos o tres veces, no creas...

Su. Es cierto, somos un desastre, aunque fáciles de localizar en internet:
www.losdesgraciaus.es
También hay un blog donde contamos nuestras batallitas:
http://losdesgraciaus.blogspot.com.es/

Javi.Todo queda dicho, o quizás no, pero para la próxima interviú recomiendenos un sitio y un lugar idoneo para este desgraciau que escribe. ¡Qué mejor opinión que la suya! Pardiez.

Su. Recuerdo aquel programa de radio donde preguntaban "cual es tu ciudad invisible" al final de las entrevistas.
Las fiestas de los pueblos suelen dar mucho juego al desgraciau. Cuanto más pequeño sea el pueblo mejor, que las de los pueblos grandes se parecen demasiado a cualquier Sábado en la capital y además no hay quien encuentre al que tiene la llave de la peña entre tánto personal. Así que esa sería mi ciudad...desgraciada.
Iba por ahí la pregunta?...creo que me he liado...

Vilorio. Que decir que tu no sepas: una buena cena, un buen carajillo, unas cuantas copas y a bailar a la disco.

 

-->FIN<--



 

 

más Desgraciaus

cylcultural.org

 

 
 
 
.