DÖRIA: Despertar

Discazo es la palabra que resume el cd que nos presentan Döria. Desde la portada y toda la presentación del disco, hasta la música contenida en él. Llama mucho la atención, como ya decíamos, la portada del disco, dando un aspecto épico y heavy como pocos.

El cd se abre con la canción que da título al disco, Despertar, la cual, rompe con una pequeña melodía al piano y da paso a una canción muy completa, llena de coros y melodías, titulada Pensavientos, con una letra digna no sólo de escuchar sino también de abrir el libreto y leerla. Inmejorable comienzo.

Cambio de aire y de ritmo para Luz Roja. Después de todo lo frenética que fue Pensavientos, aquí nos presentan un medio tiempo muy bien elaborado, con un estribillo muy sentido y pegadizo.

Para l@s amig@s del vicio deciros que el videoclip de Caperucita Feroz no tiene desperdicio. Ni la versión sin censurar tampoco. La actriz Silvia Rubí es su Caperucita, tanto en el libreto como en el video. Una gran elección para single del disco. De lo mejorcito del disco.

Despierta es el siguiente trallazo, donde siguen los estribillos pegadizos. En ella quiero señalar el gran trabajo de sus guitarristas Victor y Laura, sobre todo en los solos de la canción. Muy buenos y muy bien interpretados. Ambos guitarristas se complementan muy bien no solo en este tema, sino a lo largo de todo el disco.

Ciudad Esperanza tiene un toque de batería de esos con los que disfruto: mucho doble bombo pero nada de apelmazar ni molestar, haciendo ritmos y no a piñón fijo desde el primer segundo, sino manejando la canción y dándola dinamismo y cantabilidad.

Si te vas pone el freno al disco. Guitarras acústicas y arreglos orquestales para un baladón. Como siempre en todo el cd, el estribillo muy pegadizo, que te deja con ganas de cantar más y más. Perfecta para los directos cambiando el ambiente y el color del concierto. Su cantante, Martí, demuestra que es capaz de cantar en registros medios y muy agudos sin perder un ápice de fuerza y energía. Un cantante a tener muy en cuenta.

Nueva Vida comienza con un cuelo de guitarras al más puro estilo Heavy metal más clásico. Un medio tiempo precioso y con mucho sentimiento que no desentona con el resto del disco y con una letra muy acorde con la música, ambas en la misma dirección sentimental.

Sweeney Todd evoca al famoso barbero. En contraposición con otros temas, aquí lo escueto de la letra da más que de sobra para explicar claramente la intención del grupo para con esta canción. Gran solo y gran final.

Carta al Barquero da un toque de leyenda a este trabajo, dedicándole este tema a Caronte, el barquero que llevaba a los muertos al Hades griego. Quizá sea la canción que más se sale de la tónica general del disco, sin por eso desentonar con el resto de temas.

Por si sirve de algo es otro medio tiempo que dirige al oyente a terminar el disco. Un semifinal que viene a ser la calma tras la tempestad y la tralla dada en canciones anteriores.

Para concluir este discazo llega Amanecer, continuando con el trabajo de calma absoluta final comenzado con la canción inmediatamente anterior. Aquí no sólo reseñar la voz de Martí, que introduce algunas técnicas diferentes al resto del disco, como falsetes agudos, por poner un ejemplo, sino que también el dueto vocal y el piano de las chicas de Jiggy te dejan los vellos de punta.

Un gran disco de un gran grupo que recomiendo escuchar a todos los amantes del buen rock y buen heavy metal.

Candido Cisneros (enero 2013)

 

 

 

 
 
cylcultural *********grabaciones