Sad Eyes. PHOBIA (2013)

Nos encontramos ante un gran disco de metal extremo en castellano. Sad Eyes nos presentan su nueva obra que arranca con “53L3N0”, donde la velocidad es uno de los principales factores del tema. Una batería marcadísima y muy intensa, mezclada con varios tipos de voces guturales hace de este un temazo perfecto para el comienzo del disco.
H3D3N0 podría marcar la segunda parte del tema anterior. La batería no da tregua en ningún momento y la dualidad de voces sigue siendo otra de las principales características de esta nueva canción. Si acaso ganan mucho protagonismo en ella los duelos de guitarras, dando gran musicalidad y variedad.

391573M0 nos da una importancia mayor de las guitarras en lo que a melodía se refiere, pero sin llevar en ningún momento a que podamos olvidar esa presencia constante, como ya dijimos, de la batería. A lo largo de toda la canción la lucha constante entre unas y otra hace que veamos la calidad a la que nos enfrentamos, en lo que a calidad técnica se refiere.

En A9H3N9H05 levantan, por primera vez en lo que llevamos de disco, el pie del acelerador. Eso no quiere decir que no lleven una velocidad extrema, sino que pasamos de un “metal extremo” a un “speed metal”. El punto oscuro lo siguen poniendo las voces y los cambios rítmico melódicos que llevan a cabo cuando estas comienzan. Punto y aparte merece este baterista, con sus interminables cambios en el bombo, dando muchísimos colores con los pedales y una gran riqueza a la batería. No se limita a seguir el ritmo, sino que casi lo podríamos considerar un instrumento melódico más. Ni que decir tiene que la tregua se termina a lo largo de la canción, ya que recuperan su tralla habitual.

Si nos parecía poco todo lo que hacían estos músicos en los temas anteriores, ahora llega AU70 dando aún más juego tanto en melodía como en rítmica. Si nos parecía poco frenética y rápida la batería, aquí rizan el rizo. Si queríamos cambios, aquí tenemos más.

Si acaso tengo que echar algo de menos no será la calma. En ningún momento nos hará falta. Quien disfrute de este disco no la querrá para nada. Yo si que echo algo de menos un poco más de presencia de los graves, dar un poco más de protagonismo al bajo, pero, como decía el otro, si un bajo no se oye es que está bien en su sitio. Si se oye, es que algo está haciendo mal. Este bajo no se oye. Tomen nota algunos.
En N1K3 escuchamos por primera vez un pedal simple. Cómo no, es algo puramente temporal, casi un espejismo. 0D1N0, 50MN1 y FR0N3M0 ponen fin a la apisonadora que nos ha pasado por encima. A quien disfrute con el metal más extremo le parecerá un disco corto y muy bueno.

Una banda a tener en cuenta, sin duda. Grandes músicos y gran disco.

 

SAD EYES - ...And Another Week

Entrevista 2011

 
 
cylcultural *********grabaciones