The Electric Buffalo: Hidin from the Butcher

Tenemos ante nosotros un disco de rock alternativo de muy alta calidad.  Textos en inglés y una producción de lujo, a cargo de Dani “Desmond” Sevillano (Darna, Warcry…) hacen de este, un disco orientado tanto a los amantes de rock de club como a los que lo prefieren en grandes auditorios y estadios.

Abriendo el disco nos encontramos con una canción con el mismo nombre que la banda, “The Electric Buffalo”, con un comienzo contundente, pero en ningún momento estridente, demostrando la serenidad que preside en el sonido de la banda.

“That Kind of Fear” es un tema intimista y con una gran presencia de teclados, que influyen de forma esencial en el sonido de la banda y del disco, dándoles una redondez perfecta y que le va como un guante a este grupo.

“The Outsider” recuerda mucho al rock americano de mediados de los ´70, con una rítmica y una melodía vocal que incita al oyente a cantar y bailar. Una canción donde destacar el gran papel de Alejandro Blanco al bajo, instrumento que en muchas ocasiones queda relegado a un plano prácticamente imperceptible pero que aquí nos demuestra su habilidad a los mandos de este instrumento.

“You Better Run” continúa con un carácter tranquilo, muy propio para conciertos en clubes o locales pequeños, dando al músico una cercanía con el público y consiguiendo que este se sienta una parte esencial del espectáculo. Gran canción que recupera ese papel del teclado secundando a la guitarra de A´lvaro “Daddy” Bárcena, que se marca un solo muy elegante en esta canción.

“White Land” marca un antes y un después en el desarrollo de “Hidin from the Butcher”, con un aire que puede recordar en algunos momentos a unos Doors en “The End” pero que da paso a una balada muy milinalista y sencilla, pero que a su vez está llena de detalles que hacen de esta canción uno de los puntos fuertes del disco.
“Don´t Rock The Boat” es un tema de puro hard rock setentero, veloz y con olor a barra de bar. La importancia y protagonismo de las guitarras y distorsiones hacen variar, como ya dijmos antes, la orientación musical del cd hacia unos aires más duros mirando en este tema a auditorios más grandes que en canciones anteriores.

“The Hardest Man” vuelve a relajar el aire del disco, comenzando con un muy buen duelo melódico entre la guitarra y el bajo y utilizando este juego instrumental como riff principal de la canción a lo largo de todo su desarrollo. Destacar el solo de guitarra muy al gusto de unos ZZTop.

“Blamin´ Yourself” da el toque alternativo a la recta final del disco. Canción con un buen acompañamiento rítmico en las baterías de Willy González. Recuerda por momentos a Australian Blonde. Canción directa y sin demasiadas florituras, que va a lo que va, sin perderse en adornos innecesarios y prescindibles.

“Sick World” lleva un aire tradicional, dando la mandolina un color diferente, consiguiendo que la canción tenga un carácter clásico y caluroso. Dicho carácter acompaña en todo momento al tema vocal y al significado del texto. Como su propio nombre indica, Mundo Enfermo. Y el sentido musical del tema nos deja comprobar sin lugar a dudas que esto es así. Remarcar también el carácter de lamento que imprimen en el solo de guitarra. Un temazo.

“Whispering Winter Song” concluye este disco de manera tranquila y serena, buscando la calidez del local pequeño y cerrando el concepto musical del disco con perfección. Guitarras acústicas para una canción de invierno simple, sin alardes técnicos que no necesita y dejando al oyente con ganas de más. El duelo de acústicas en el solo es muy recomendable a los que disfrutan del sonido unglugged.

Candido Cisneros (Julio 2013)

https://myspace.com/electricbuffalorock

 

 

 
 
cylcultural *********grabaciones